lunes, diciembre 11, 2017
Home > Destacada1 > Entrevista Mayor General Clíver Alcalá
“Entre la lealtad a la Constitución y la lealtad a un Comandante en Jefe que no la respete, lo primero es la lealtad a la Constitución”

Entrevista Mayor General Clíver Alcalá
“Entre la lealtad a la Constitución y la lealtad a un Comandante en Jefe que no la respete, lo primero es la lealtad a la Constitución”

El Mayor General Cliver Alcalá Cordones, oficial en situación de retiro, forma parte de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución. Fue Comandante de la Región de Defensa Integral (REDI) Guayana, que ocupa los estados  Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro y representa el 52% del territorio nacional y el 6% de la población del país. Ingresó a los 17 años a la Academia Militar de Venezuela en septiembre de 1979. Allí conoció al Teniente Hugo Chávez Frías, y al Teniente Francisco Javier Arias Cárdenas, ambos formaban parte de la planta de oficiales, además de otros oficiales que insurgieron en 1992. Afirma que fue parte del sueño de un país distinto, donde se buscara configurar con esos sueños e ideales, un país democrático, un país abierto a la participación, un país con una Constitución emanada desde el pueblo. Dice además que esos caminos se abrieron poco a poco y hoy lamentablemente nos encontramos en la configuración de un país que nunca se imaginamos. Un país donde se cercena el derecho a la participación, un país donde se secuestran los poderes públicos. Un país donde la arbitrariedad se está haciendo cotidiana. Un país donde el abuso de poder se impone a las grandes mayorías en las importantes decisiones que se deben tomar.”

Cuál es su  opinión sobre el  anuncio de Constituyente

Quiero señalar que la iniciativa a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente en las condiciones en las que la plantea el Gobierno Nacional,  me genera alertas en primer lugar, desde el punto de vista geopolítico, ya que en las bases comiciales se habla de modificar la Nación. Esto no aparece ni siquiera en las tres eventualidades donde se puede convocar a una Asamblea Constituyente. Dejando de lado la arbitrariedad del presidente al usurpar la soberanía popular, en su convocatoria, esta convocatoria, por la naturaleza con que está realizando es inadecuada.

Se ha iniciado un proceso constituyente amañado con unas bases comiciales que dañan la estructura de la Nación y la República, y nosotros, que somos soldados, vemos en peligro esa República, creada incluso en su primera Constitución, reafirmada en su segunda Constitución y ratificada en una Constitución, que se nos vienen diciendo desde el año `99, que representa la mayor expresión de soberanía popular en el mundo. Hoy el mismo gobierno y algunos funcionarios que fungieron como Constituyentes, atacan ese legado del Comandante Hugo Chávez.

Cómo militares enfocamos el tema geopolítico. Defendemos la Nación compuesta por sus tres elementos esenciales que son: su gente, su autoridad y su territorio. La “transformación de la Nación” que aparece en el artículo 2 de las Bases Comiciales, va más allá de lo que se puede permitir como venezolano. Y los caminos que ha tomado este gobierno, por ejemplo el Arco Minero del Orinoco, la entrega de su territorio, la entrega de su gente y la entrega de la autoridad a empresas transnacionales, comprobadamente dedicadas al saqueo en otras partes del mundo y, que hoy son invitadas por parte del gobierno, evidencian el objetivo de blindar esos negocios con esas empresas, y muestra el objetivo que se pretende dar a esa Asamblea Nacional Constituyente.

Incluso violando atribuciones propias del Poder Legislativo, que son usurpadas por el Poder Ejecutivo. Y por supuesto la instalación de un poder hegemónico sin la participación popular, sin poder popular, sin acompañamiento popular, lo que nos llevaría a un autoritarismo exacerbado. Más que traer la Paz señalada por Maduro, traería una cruenta guerra entre venezolanos por recuperar su Constitución del año `99.

¿Junto con la modificación de la Nación que aparece el artículo 2 de las bases comiciales, que otros alertas le provoca la iniciativa de convocatoria del Presidente?

No quiero dejar de señalar, porque me resulta extremadamente grave, que la de modificar la Nación no es una atribución que le compete al presidente.   En el artículo 236 de la Constitución que señala sus atribuciones, no está la convocatoria a un proceso constituyente y menos está la transformación de la Nación. Él puede buscar cualquier tipo de cambio desde el punto de vista del Estado, pero a ningún venezolano se le puede permitir esa aventura de trastocar años de historia y años de República. Y en este caso es notoria la claridad que tiene el presidente Maduro al atropellar la Constitución del `99, con la aspiración de transformación de la Nación, y de valores que son aceptados en el mundo. Esta iniciativa del presidente representa una involución grave de esos valores.

Además no se sabe, porque no lo ha dicho, qué referencia toma el presidente Maduro en cuanto a la modificación de la Nación para llevar adelante semejante barbaridad. Sin duda esa Constitución que pretenden imponer ya se encuentra elaborada y no precisamente por los venezolanos que irían a esa Asamblea Nacional Constituyente.

Además vemos con estupor como un Consejo Nacional Electoral (CNE) que durante el 2016 hablaba de la imposibilidad de ejecutar procesos electorales, hoy sale en forma acelerada a dar rienda suelta a los mandatos del Ejecutivo, para en forma rápida, imponer una votación amañada una votación sin proporcionalidad, una votación sin el voto universal y secreto, lo que nos trae a nosotros los venezolanos una incertidumbre total. Y a nosotros ciudadanos de uniforme nos interroga sobre qué construcción de país se pretende hacer, alejada de los valores de Bolívar, alejada de los valores de nuestros antecesores y alejados de los valores tradicionales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Nos puede explicar, de acuerdo a su experiencia, que está sucediendo en la FANB. Ha circulado la noticia reproducida en Aporrea.org, que en una reunión del Alto Mando no había acuerdo con la iniciativa de convocatoria a Constituyente.  Nos puede decir que opinión le merece esta información.

Yo creo que el igual del desacuerdo y malestar que siente un soldado desde su trinchera del retiro como mi persona, el desacuerdo a esa acción vil de tratar de cambiar la Constitución, se da también en nuestros soldados. En todos los niveles. Desde la base, pasando por los cuadros medios o superiores y por supuesto, no escapan de ese malestar los generales.

Esta iniciativa disfrazada de convocatoria,  no resuelve,  los problemas del país. Los problemas del país los generó un ataque a los recursos del Estado, a un saqueo pronunciado por parte las cúpulas políticas, que supieron de forma astuta, involucrar a un parte de la fuerza armada en los sectores económicos.

Hace más de dos años le alerté al Ministro Padrino, que involucrar a la fuerza Armada en el tema alimentación, no era más que vincular a la Fuerza Armada en el saqueo que se había venido dando en los últimos años en el país. Donde cuantiosas sumas de dinero se extraviaron, se perdieron y no se encuentran. O se encuentran en cuentas abultadas de funcionarios públicos y sus testaferros y cómplices privados en el exterior.

Hoy vemos ejemplos como el de Samar López, al que  le confiscaron más de 3.000 millones de dólares. Un ciudadano que hasta hace apenas 10 años era un funcionario público de medianas responsabilidades. Este señor ha ganado desde entonces a razón de 300 millones de dólares anuales. No es normal que ninguna empresa en el mundo tenga  la capacidad de generar esas ganancias de manera tan súbita, bueno aquí en Venezuela eso es  posible producto de la corrupción.

Esa corrupción fue inoculándose dentro de las Fuerzas Armadas, lo que ha hecho que la opinión pública se desate contra las Fuerzas Armadas. Yo creo que si algo ha logrado el presidente Maduro es que una institución que gozaba de cierto prestigio, de cierto renombre positivo, hoy es vista por su población como represores, como abusadores de derechos humanos. Así se está viendo en los últimos 60 días, como responsable de la muerte de muchos venezolanos, asesinatos que se han venido dando en las protestas pacíficas o violentas que se han generado durante estos 60 días. Donde la conducción de las cúpulas ha generado este saldo negativo para el país, para la fuerza armada en especial y para las familias de estos venezolanos asesinados y que enlutan la tierra de Bolívar.

Usted cree que la iniciativa de convocatoria a una ANC hecha por el presidente Maduro se ha convertido en una presión para la Fuerza Armada.

Claro. Pero primero quiero señalar el mal manejo, por parte del Comandante en Jefe de la Fuerza Armada, que ha permitido la convocatoria a actos políticos, ha permitido  la posibilidad de hacer reuniones, de hacer convocatorias a las Fuerzas Armadas, cosa que no se veía con el gobierno de Chávez, porque quien convocada desde el ámbito civil para cualquier actividad era Hugo Chávez. Hoy la convocatoria, la hace cualquier gobernador, cualquier diputado, cualquier alcalde, cualquier persona que alegue la representación del presidente Maduro, hoy cualquiera de estas instancias dan instrucciones e intentan cambiar los protocolos tradicionales de nuestras Fuerzas Armadas.  Y ese intento de violentar los protocolos militares está trayendo a lo interno de la Fuerza Armada grandes contradicciones, grandes problemas que ya se empiezan a sumar.

Que el Alto Mando se haya tomado la iniciativa, por su envergadura, de tratar el tema de la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente y, que según las versiones esta convocatoria sea rechazada mayoritariamente, índica que algo no anda correctamente.

Porque en los últimos 3 o 4 años estaba vedado por parte del Alto Mando cuestionar  cualquier violación a la Constitución, pero ya se empiezan a sentir, a ver, a escuchar las contradicciones que se dan al interior de las Fuerzas Armadas, a sus diferentes niveles y a medida que baja de los niveles, las contradicciones y molestias son mucho mayores.

Entonces creo que la Fuerza Armada no escapa del rechazo general hacia la Asamblea Nacional Constituyente, del rechazo a tener otra Constitución que no goce del respeto que goza la Constitución de 1999. Tanto es así que hoy vemos que hasta aquellos que la adversaron e incluso votaron contra ella en el año ´99, reclaman su cumplimiento y buscan el restablecimiento de ella. A pesar que desde hace más de 16 meses a través de Estados de Excepción ilegítimos, se está incumpliendo constantemente.

Hablaba de la represión y de cómo esto impacta al interior de la Fuerza Armada, en este sentido presentó una denuncia en fiscalía hace unos días, nos puedes explicar esa denuncia.

Así es. Se presentó una denuncia producto de una grabación recibida en mi domicilio de manera anónima, en la que se puede apreciar que 6 generales de la fuerza armada, estudiaban una nueva fase del Plan Zamora. Plan al que se le ha puesto el nombre de un General cuya memoria  está sembrada, desde hace muchos años en la Fuerza Armada. Se coloca el nombre de General Zamora el general del Pueblo, a un plan que es contra el pueblo. Un plan que ha traído más de 60 bajas de ciudadanos tanto civiles como militares, eso deja mucho que desear. Utilizar un nombre tan representativo de la Fuerza Armada y tan respetado, y donde lo que se ha logrado es que ese nombre hoy esté manchado de sangre.

Ese protocolo, que origina mi denuncia y donde se establece el uso de armas letales, que es contrario a la tradición de las Fuerzas Armadas en operaciones de orden público, quedó demostrado en esa grabación que yo introduje en el Ministerio Público, donde los generales discutían la utilización de francotiradores.

Ya ha habido cambio de generales a partir de la denuncia, incluso, precisamente uno de los generales que sostenía que era inconstitucional el empleo de armas letales para las manifestaciones, fue cambiado de esa Zona Operativa de Defensa Integral en Lara. Lo que indica que quién disienta, producto de que se viola la Constitución, es desplazado, cambiado y colocada otra persona que si acepte violar la Constitución.

Esa denuncia ya está en manos de la Fiscalía General de la República, del Ministerio Público en espera de la designación de Fiscal con Competencia Nacional para su investigación. Esa es una de mis metas. Y creo que eso debe generar resultados. Por el momento, un primer resultado es que se ha dejado de observar, por las redes sociales, la presencia de francotiradores, que hasta ese día se veían en videos que circulaban. Eso por lo menos indica la vergüenza que da el uso de armas letales. Espero que mi denuncia haya servido al menos, para que no se estén utilizando los francotiradores.

No obstante tenemos otros elementos que van contra la participación popular y la posibilidad de disentir con el gobierno, como son el empleo de grupos sediciosos, mal llamados colectivos, que también participan en forma coordinada con algunos militares, en estas operaciones.

Pero quiero resaltar algo que hasta ahora no he dicho. El Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, hablaba de que la Fuerza Armada era leal a su Comandante en Jefe. Yo creo que eso es correcto en la medida en que el Comandante en Jefe respete su Constitución. Pero entre el cumplimiento, el respeto y lealtad a la Constitución y el respeto a alguien que sea su Comandante en Jefe pero que no respete la Constitución, lo principal es el cumplimento fiel de la Constitución, así lo establece el artículo 328 constitucional.

Por supuesto que se le debe subordinación y respeto al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, pero el Comandante en Jefe tiene la altísima responsabilidad de deberle respeto, obediencia y subordinación a la Carta Magna. Cuando se viola la Carta Magna el Comandante en Jefe pierde su legitimidad frente a los soldados que comanda. Mi mensaje para Padrino es que el respeto esencial y primordial es para con la Constitución. El que cumpla la Constitución tiene la representación y tiene el respeto del resto de los venezolanos.

Ya tiene fecha la elección de Constituyente, el CNE señalo el 30 de julio para la realización de esa elección, tú crees que hay oportunidad de detener esta ANC.

Yo creo que el presidente Maduro, cuando recupere su sano juicio, debe detener este proceso constituyente que él sabe que es amañado, que es anticonstitucional y que no ha logrado tener el apoyo de la ciudadanía. Esto es lo que debe pasar independientemente de que la acelerada acción de Tibisay Lucena le dé una fecha a este proceso.

Creo sin temor a equivocarme que ese proceso no va a avanzar. Tengo fe porque va en sentido contrario a la realidad del país. Tengo fe en que va a seguir creciendo el rechazo que se ha venido dando y el repudio de buena parte de la población venezolana va a aumentar.

Y va a aumentar todavía más cuando se concreten las bases comiciales que ni siquiera tienen un registro. Es decir tú inscribiste gente pero no sabes ni siquiera con qué registro se hará una parte de esa elección, es un desorden. Y el desorden cuando se presenta de esa forma tiene un final triste e infeliz. Así como el final triste e infeliz que tuvo la decisión de retirar el billete de 100 bolívares, una decisión que incendió el país y que acabó con una parte de la actividad y con muchas víctimas en Ciudad Bolívar.  Bueno hoy se está acabando con casi todo el país y se mantiene la posición inflexible e inconstitucional del presidente Maduro de mantener esa absurda iniciativa de convocatoria.

Creo que los tiempos que vienen van a ser de muchas dificultades para los venezolanos, incluyendo al gobierno nacional. Va a ser del deslave de muchos de los que lo acompañan en este momento. El principal deslave se dio en diciembre del 2015 con parte de la población chavista que dejó de votar por sus diputados o que votó en contra de sus diputados tradicionales. Se vienen desprendiendo liderazgos por esa acción inconstitucional del presidente.

Y además, se notan ambigüedades, el presidente el día lunes 5 introdujo un refuerzo a las bases comiciales para pedirle, sugerirle a los constituyentes que en el  futuro hagan un referéndum. Pero ellos, supuestamente tendrían poder plenipotenciario y podrían hacer lo que quieran. Esto último sugiere otra burla más del presidente y del CNE. Y de los secuaces que llevaron esa corrección de las bases comiciales, en este caso Jorge Rodríguez, donde se ve que no respetan al pueblo, no respeta la Constitución. Y ese irrespeto en momentos críticos, en momentos culminantes, en momentos de la mayor escalada del conflicto, ese irrespeto incluso a las Fuerzas Armadas, se va a evidenciar. Sin duda alguna los caminos que lleva adelante el gobierno nacional, son caminos sobre espacios muy críticos, muy movedizos, muy frágiles, que difícilmente lleguen al 30 de julio en forma consolidada.

¿Si el Mayor General Cliver Alcalá estuviera activo cuál sería su actitud en este momento?

Yo creo que desde hace mucho tiempo hubiésemos hablado con el Presidente, con el Jefe de las Fuerzas Armadas, con el Alto Mando, exigiéndole respeto a la Constitución, exigiéndole respeto a la Fuerza Armada, exigiéndole trato adecuado de un Jefe hacia la Fuerza Armada.

Cuando cumplí mis 30 años de servicio en Julio del 2013, yo creo que no había condiciones para que el General Cliver Alcalá, como algunos otros generales que eran visualizados como que defendían el proceso revolucionario, se mantuviera uno o dos años más en la extensión de su carrera. Yo en las vísperas de mayo del 2013 ya sabía que era imposible que ellos continuaran conmigo, ni que yo continuara con ellos.

Primero por temas éticos y por lealtad conmigo mismo. Permitir el abuso, la arbitrariedad, el autoritarismo, permitir las decisiones sin discusión, a pesar que informaban que el Alto Mando Civil y Militar de la Revolución se había reunido y tomado tal decisión, pero siempre eran decisiones de uno o de dos. Decisiones que por supuesto al no ser colegiadas, al no ser colectivas, se caen por su propio peso.

Creo que si en este momento estuviese activo, estuviese en constante discusión, dentro de los estándares de un Alto Mando de consulta, informándole al Comandante en Jefe, informándole a las instituciones de sus malos procederes y violaciones a la Constitución.

Lamentablemente no es así, estoy en situación de retiro. Pero esa condición en situación de retiro, me permite en función del artículo 333 constitucional que me asiste como ciudadano para poder expresar mi opinión, y el artículo 350 en caso de generarse las condiciones de su aplicación, también me obliga como ciudadano a cualquier participación en forma constitucional en la restitución de nuestra Constitución.

Dentro de las Fuerzas Armadas, no diría que hay muchos Cliver Alcalá Cordones, pero si hay muchos soldados dignos, la mayoría. Muchos soldados llenos de sueños de ideales, que quieren una Patria Digna. Y ellos en estos momentos ni siquiera pueden atender a sus familias en forma honesta. En forma humilde, no lo pueden hacer porque la precariedad de los ingresos de nuestros soldados raya en el peor poder adquisitivo que tiene cualquier soldado en el mundo.

Es cierto que eso no es todo lo que adorna a un soldado. Un soldado se adorna de ideales, se adorna de ritos que cumple. Pero es necesario que para mantenerlo con la moral en alto, con el compromiso profesional, tenga el recurso y el sustento adecuado para su familia.

Este es el peor momento de la historia contemporánea de la Fuerza Armada. Una Fuerza Armada que está siendo vista por su pueblo mucho peor que cuando los hechos del Caracazo, que no es poca cosa. Yo, que los viví como teniente con tres años de antigüedad, y que cruce toda Caracas de Este a Oeste de Sur a Norte en esos días, donde la pérdida de vidas humanas fue numerosa, creía que estos episodios no se volverían a repetir  y que habían sido borrados de la memoria histórica de las Fuerzas Armadas, que nunca más volveríamos llegar a eso. Hoy estamos transitando caminos difíciles. Pero se va a imponer, sin lugar a dudas la Fuerza Armada de Bolívar, la Fuerza Armada del pueblo venezolano, en el respeto a su futuro, en el respeto a su Constitución, y en el respeto de ese sueño que nos trazó Bolívar y que en mucho el Comandante Chávez nos reforzó.

Hoy los que traicionan a Chávez, los que traicionan a Bolívar y los que traicionan al pueblo venezolano quieren hacer una Constitución a su medida para perpetuarse en el poder y continuar el saqueo del país. Cómo venezolanos, no podemos permitirlo.

 

Cortesía: Aporrea.org/Carlos Carcione/Yolvik Chacón

A %d blogueros les gusta esto: